lightworker by corina gorirn

Está emergiendo un cambio de paradigma que esta empujando a la humanidad a replantear la vida que han venido llevando. Es algo inevitable.

La era del conocimiento nos está conduciendo a desarrollar mayores estados de percepción, entender quiénes somos  y el rol que vinimos a cumplir. Esto definitivamente transformará nuestras conciencias.

Las nuevas generaciones sienten cada vez más profundamente el llamado a servir, llevar vidas que generen impacto, comenzar emprendimientos que se vinculen más y mejor con la comunidad.

Comenzamos a entender que no somos elementos aislados, sino que todos estamos interconectados a través de un lazo invisible superior que, le da existencia y un por qué a todas las cosas.

El viaje a descubrir esta conexión comienza por el awareness*, para comenzar a sintonizarnos con la señal del universo y recibir la sabiduría que necesita darnos. El hombre no solo está hecho de carne y hueso, y no solo depende de pan y medicamentos para estar sano.

Despertar e iniciar el proceso de reconocernos, libera nuestra luz, y a su vez, libera a otros en nuestro alrededor para comenzar a sanar y liberar su luz también.

Este llamado puede comenzar sutilmente a través de la inclinación hacía los cristales, aromatizar tu casa, comenzar a hacer yoga.

Es tu alma reclamando tu conciencia de vuelta, permítele conectarse contigo y déjala decirte lo que necesitas para ascender y expandir tu conciencia, tu energía y tu felicidad.

¿Cuándo fue la última vez que estuviste suficiente tiempo a solas para escucharte y dedicarte tiempo?
¿De observar el diálogo mental que llevas, de permitir lo que sutilmente está tratando de emerger a través de ti?
Es hora de comandar tu camino de regreso hacia tu verdadera naturaleza, el camino del lightworker**.

CARTA A UN LIGHTWORKER

"Creo que has venido a esta vida cómo un profundo conocimiento interno de quién eres, una llamada de lo que viniste a hacer. Esto no se trata de una misión con un cuidadoso manual de instrucciones, sino más bien de una sensación de estar aquí para cumplir un plan y de que el universo estará ahí para apoyarte.

Creo que hasta que no respondes a esa llamada, siempre sentirás que una parte de ti se encuentra extraviada, con la sensación de que falta algo. Esto está tan profundamente arraigado en ti, que a veces te cuesta darte cuenta de que no todo el mundo piensa como tú.

Creo que uno elige a sus padres sin importar cuan duros, alta o baja sea su luz o su oscuridad, sean ricos o pobres. Y que, con esa simple decisión, te pusiste en el camino que necesitas estar para impulsarte y elevar la autenticidad de tu verdadera naturaleza, para tomar posición.

Que todas las perdidas, penas y todo el dolor pasar por ti, no para ti. Por eso bendice las cosas que te derribaron y te quebraron para abrirte, porque el mundo te necesita abierto.

IMG_1532556low

Creo que estas en el camino correcto incluso cuando no lo sientas así, y que estas más cerca del de descubrirlo, cuando más perdido te sientes. Que estás más cualificado para entregar tu mensaje de lo que crees que estás y que cada vez que elevas la voz de tu alma, contribuyes a armonizar el planeta un poco más.

Creo que las cosas que viniste a enseñar, son las cosas que viniste a aprender y que los maestros con los que más luchas, son los que tienen las lecciones más grandes que enseñarte.

Creo que la oscuridad es una forma de nacer, y que, para ver tu luz, primero debes aventurarte a través de las sombras de tu ego. Que antes de brillar ante el mundo, primero debes regresar a casa a encontrarte con quien realmente eres, y luego valientemente empoderarte para mostrarlo a quienes te rodean.

Creo que vienes a este mundo acompañado guías que te brindan soporte en este mundo y desde el otro, que están tan completamente comprometidos con tu crecimiento, que si tuvieras conocimiento de ello, no desperdiciarías ni un minuto preocupándote por si las cosas funcionarán, y así cuando encuentres un desafío no dudarías en conquistarlo…..

Creo en ti, en nosotros y en todo esto."

- Rebecca Campbell